Llámanos (829) 756-2260 | Arroyoradiord@gmail.com

Importancia de una consulta oftalmológica anual

La detección temprana de condiciones como el glaucoma, la retinopatía diabética y la degeneración macular se destaca como pilares fundamentales de la consulta oftalmológica anual
Santo Domingo, enero de 2024.- Realizar una consulta oftalmológica anual se presenta como una medida preventiva esencial para mantener la salud ocular a lo largo del tiempo. De acuerdo a las palabras de la renombrada oftalmóloga, Dra. Priscila Cedano -especialista en Cirugía de Catarata y Refractiva. Sequedad Ocular-, este proceso va más allá de la simple evaluación de la agudeza visual, constituye una oportunidad valiosa para detectar y abordar problemas oftalmológicos en sus etapas iniciales, cuando las intervenciones son más efectivas.
La detección temprana de condiciones como el glaucoma, la retinopatía diabética y la degeneración macular se destaca como pilares fundamentales de la consulta oftalmológica anual. «Estas enfermedades pueden avanzar sin causar síntomas notables en sus primeras etapas, y la detección temprana durante una revisión regular permite a los profesionales de la salud ocular tomar medidas preventivas para evitar la progresión y la pérdida de visión», nos comenta la doctora.
Asimismo, la evaluación de la graduación de lentes durante la consulta oftalmológica es crucial para mantener una visión clara y cómoda. La corrección precisa de la visión no solo aborda problemas inmediatos como dolores de cabeza o fatiga visual, sino que también se adapta a cambios graduales en la visión que pueden ocurrir con el tiempo. Este enfoque preventivo contribuye a una calidad de vida óptima.
Dra. Priscila Cedano
La doctora Cedano resalta la relevancia de realizar evaluaciones periódicas y rutinarias desde el nacimiento hasta la adolescencia para detectar defectos de enfoque y patologías que puedan afectar el desarrollo visual y la calidad de vida de los niños.
La conexión entre la salud ocular y la salud general no debe subestimarse. Durante la consulta oftalmológica anual, se pueden identificar signos de enfermedades sistémicas, como la diabetes e hipertensión, que pueden manifestarse en los ojos. Esta detección temprana no solo beneficia la salud ocular, sino que también facilita la intervención y el manejo de condiciones médicas más amplias.
En la era actual, caracterizada por el uso generalizado de dispositivos electrónicos, la consulta oftalmológica desempeña un papel crucial al abordar las preocupaciones asociadas con la exposición prolongada a pantallas digitales. La fatiga visual y el síndrome de ojo seco son fenómenos comunes en este contexto y, durante la revisión anual, los profesionales de la salud ocular ofrecen orientación personalizada sobre estrategias para mitigar y controlar estos problemas.
La doctora Priscila Cedano, quien consulta en el Instituto Espaillat Cabral, concluye que la consulta oftalmológica anual es más que una simple práctica médica; es un compromiso fundamental con la salud ocular a lo largo del tiempo. En sus propias palabras, «Al centrarnos en la detección temprana, la adaptación continua y la conexión integral con la salud general, estamos construyendo un camino sólido hacia el bienestar visual y una mejor calidad de vida para todos».

Facebook
Twitter
WhatsApp